Campylobacter es ya un criterio de higiene para el pollo de consumo

Campylobacter es ya un criterio de higiene para el pollo de consumo

 

Ador, 28 de agosto

La Comisión Europea ha aprobado recientemente el esperado Reglamento relativo a la presencia de Campylobacter en canales de pollo. El Reglamento (UE) 2017/145 de la Comisión, de 23 de agosto de 2017, modifica el Reglamento (CE) nº 2073/2005 en lo que se refiere a Campylobacter en canales de pollo de engorde, y es de aplicación a partir del 1 de enero de 2018.

Este reglamento establece los criterios de higiene para las industrias alimentarias mediante una serie de valores máximos para determinados microorganismos. Cuando los valores de contaminación son superiores a los establecidos, es necesario tomar medidas correctivas para mantener la higiene de los procesos alimentarios.

Campylobacter es un microorganismo patógeno transmitido por los alimentos, especialmente la carne de pollo y cerdo. Esta bacteria causa la enfermedad conocida como campilobacteriosis, y es la enfermedad humana transmitida por los alimentos más notificada en la Unión Europea, con unos 230.000 casos notificados cada año. La alta incidencia de esta enfermedad está asociada a la alta prevalencia de Campylobacter en animales como el pollo de consumo, con una prevalencia media del 75,8 % (EFSA 2010). Es por esto que, desde la EFSA, se ha propuesto introducir las medidas de bioseguridad e higiene adecuadas para reducir la prevalencia de Campylobacter en la carne de consumo y, con ello, reducir los riesgos para la salud pública.

En el Reglamento recientemente publicado se recogen las conclusiones del estudio realizado por la EFSA y se establece un valor máximo para Campylobacter de 1000 ufc/g, en las condiciones detalladas en la tabla. El Reglamento prevé además que este criterio de higiene se vaya haciendo progresivamente más estricto en los próximos años.

--

Según el Reglamento 2017/145 el recuento de Campylobacter en canales debe hacerse de acuerdo a la norma EN/ISO 10272-2 y, para reducir la carga administrativa de la industria, el plan de muestreo seguirá el mismo planteamiento que el que se aplica actualmente para Salmonella.

Betelgeux, como empresa especialista en soluciones de higiene para la industria alimentaria, ofrece productos y servicios para el control y prevención de la contaminación por Campylobacter. En 2015, Betelgeux publicó un libro titulado Campylobacter: la bacteria discreta dentro de su colección “Patógenos y biofilms en la industria alimentaria”. En este libro, se recoge información de interés para el sector sobre las características de este patógeno, las condiciones que favorecen su supervivencia y propagación y las medidas más adecuadas para su control en la industria alimentaria.--