La Listeria eleva su persistencia en presencia de biofilms

La Listeria eleva su persistencia en presencia de biofilms

 

Ador, 8 de junio de 2018

BETELGEUX-CHRISTEYNS participa desde el martes pasado en la XIX Feria de la Industria Cárnica de Guijuelo, presentando las últimas tendencias en Seguridad Alimentaria desde su stand. El miércoles, la técnico del DSC de BETELGEUX-CHRISTEYNS, Silvia Calabuig, ofreció una ponencia técnica sobre “Listeria persistente” en la que abordó las distintas estrategias de control de la Listeria en la Industria Cárnica, así como dio a conocer los distintos factores que la hacen persistente.

La Listeria es la bacteria que provoca la listeriosis, enfermedad muy grave que produce numerosas muertes. Calabuig reconoció que la Listeria es una bacteria que es capaz de crecer a temperaturas bajas y que muchas veces resulta persistente en las plantas de procesado de alimentos en presencia de biofilms. En la ponencia los asistentes pudieron conocer las distintas vías de contaminación en la Industria Alimentaria, así como las distintas especies de Listeria existentes.

Uno de los aspectos que más llamó la atención fue el de los biofilms, el hábitat preferido de Listeria monocytogenes. La experta en seguridad alimentaria habló de la formación de biofilms y de las herramientas existentes para controlarlos. Calabuig indicó que la persistencia de Listeria en las plantas de procesado se ve favorecida por la presencia de biofilms. Calabuig presentó la gama de productos existentes en el mercado de BETELGEUX – CHRISTEYNS para la detección rápida de Biofilms, así como para su eliminación. Los productos TBF300 y TBF300S, desarrollada con la colaboración de la Universidad Complutense de Madrid, permiten en tan solo cinco minutos detectar la existencia o no de biofilms sobre la muestra testeada. La técnico de BETELGEUX-CHRISTEYNS también habló de la gama Quacide BF31 para la eliminación de los biofilms. Ambas gamas están patentadas y son fruto de distintos proyectos de investigación.

En la ponencia se presentaron los distintos elementos de control de Listeria. Estos van desde el control de proveedores, pasando por el control del agua, el diseño higiénico y mantenimiento, control del proceso, formación y control de operarios, desinsectación y desratización, control de accesos, y la limpieza y desinfección.

Silvia Calabuig insistió en la importancia de la formación al personal de limpieza. “Es un eslabón muy importante dentro de la cadena de producción, puesto que una mala higienización de las instalaciones puede acarrear problemas muy graves a la empresa. Hay que concienciar que una formación profesional de los trabajadores es vital. Y en este sentido recozco que en Guijuelo, en los últimos tres años, se ha percibido un cambio de mentalidad. Ha habido un cambio generacional y además se está notando el tema de la exportación y la necesidad de contar con determinadas certificaciones», aseguraba Silvia Calabuig

Al final de la ponencia, los asistentes tuvieron la oportunidad de plantear las cuestiones que consideraron oportunas y entendieron que la prevención y una correcta limpieza y desinfección de las instalaciones, resultan primordiales para eliminar Listeria monocytogenes del proceso de producción.