La seguridad de los alimentos sigue siendo primordial

La seguridad de los alimentos sigue siendo primordial

 

La situación que estamos viviendo es sin duda alguna excepcional, muy pocos recuerdan haber vivido una situación similar a esta anteriormente. La solidaridad, la unión, el compromiso y la responsabilidad en estos momentos son imprescindibles para vencer al coronavirus. En BETELGEUX-CHRISTEYNS seguimos trabajando como siempre con el compromiso con nuestros clientes para que la industria alimentaria no se detenga. Nuestra función en la cadena de valor alimentaria es fundamental para que los productos alimentarios que la gente encontrará en los lineales de los supermercados sean seguros y de calidad.

Desde la semana pasada, los trabajadores de la empresa están trabajando desde sus respectivas casas con el fin de reducir los riegos de contagio en las instalaciones. Ahora, tras el estado de Alarma decretado por el Consejo de Ministros, el teletrabajo se ha incrementado como no puede ser de otro modo.

Durante los últimos días hemos podido ver como la histeria colectiva se ha manifestado en los supermercados como si no hubiera un mañana. La gente tiene miedo de quedarse sin alimentos, un hecho que según las autoridades no va a suceder. Y no va a suceder porque existe un compromiso social y moral de todos y cada uno de los eslabones de la cadena de valor alimentaria. Desde el proveedor de la materia prima, hasta el proveedor de productos para la higiene y desinfección de las instalaciones, hasta el mismo fabricante de productos, transportista y distribuidor. Todos ellos, ahora más que nunca, están trabajando para que los alimentos no falten en los lineales.

En BETELGEUX-CHRISTEYNS tenemos interiorizado el papel que cumplimos, una responsabilidad que va más allá de lo estrictamente comercial, llegando sin duda alguna al tema emocional. Cada uno de los empleados es consciente de que su esfuerzo ahora merece si cabe todavía más la pena. Detrás de cada una de sus acciones diarias hay un marcado interés general. Un beneficio social que hacen grande con cada uno de sus gestos y acciones desde su puesto de trabajo. En cada uno de los rincones de las instalaciones se respira un ambiente humanitario y de esfuerzo para que los clientes no se queden sin productos para la limpieza y desinfección de sus instalaciones.

Todos estamos convencidos de que esta pesadilla pasará pronto, pero mientras tanto necesitamos que la cadena de valor alimentaria no se vea interrumpida. Nosotros disponemos de varios puntos de fabricación para que el producto no falte en las instalaciones de nuestros clientes con el fin de que estos puedan seguir fabricando sus productos con las mismas garantías de seguridad e higiene de siempre. Y este es nuestro fiel compromiso en la cadena de valor. Que los productos que encontraremos en los lineales de los supermercados sean seguros para el consumo.

Aprovechamos la oportunidad para hacer un llamamiento a la sociedad para que cumplan las disposiciones de las autoridades. Este virus lo paramos unidos.

Sobre el Autor
Joan Estornell
Joan Estornell Responsable de Comunicación y Marketing en Betelgeux. Licenciado en Ciencias de la Información. Máster en Dirección de Cuentas Publicitarias. Innovación estratégica en Marketing y Publicidad (UAB). Máster en Digital Business. Marketing Digital (ESIC Business & Marketing School). Curso Higienista en la Industria Alimentaria (Betelgeux).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.